Psicoterapia

Psicoterapia Cognitivo Conductual en los Trastornos de Ansiedad

Las reacciones de ansiedad ocasional constituyen una parte normal de la vida. Puedes llegar a sentir ansiedad cuando te enfrentas a un problema en el trabajo, antes de hacer un examen, al tomar una decisión importante, etcétera. Sin embargo, los trastornos de ansiedad implican más que la  preocupación temporal o el miedo. Para una persona con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece, y puede empeorar con el tiempo. Los sentimientos pueden interferir con las actividades y en la vida diaria, tales como la concentración en los estudios, rendimiento en el trabajo, y las relaciones con otras personas. Parece que ya no disfrutan de las cosas que antes sí les reportaba felicidad.

TCC ansiedad_Lydia

Hay varios tipos diferentes de trastornos de ansiedad, por ejemplo: el trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico, y el trastorno de ansiedad social:

Trastorno de ansiedad generalizada

Las personas con trastorno de ansiedad generalizada o preocupación excesiva durante meses, se enfrentan a varios síntomas relacionados con la ansiedad.

Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada incluyen:

  • Inquietud o nerviosismo
  • Fatigarse con facilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular
  • Dificultad para controlar la preocupación
  • Problemas del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño, sueño inquieto, sueño insatisfactorio).

Trastorno de pánico

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico inesperados recurrentes, que consisten en la experimentación repentina de miedo intenso, que puede incluir síntomas como: palpitaciones, el corazón palpitante, o ritmo cardíaco acelerado, sudoración, temblores, sensaciones de falta de aire o de asfixia, sensación de muerte inminente, pérdida de control o de “volverse loco”.

Los síntomas del trastorno de pánico incluyen:

  • Ataques repentinos y repetidos de intenso miedo.
  • Los sentimientos de estar fuera de control durante un ataque de pánico.
  • Preocupaciones intensa acerca de cuándo será el próximo ataque.
  • Evitación de los lugares donde han ocurrido en el pasado los ataques de pánico.

Trastorno de ansiedad social

Las personas con trastorno de ansiedad social (a veces llamada “fobia social”) tienen un marcado temor ante situaciones sociales o actuaciones en las que esperan o piensan que van a sentir vergüenza, ser juzgados, rechazados, o  que pueden ofender a los demás.

Los síntomas del trastorno de ansiedad social incluyen:

  • Sentirse muy ansioso por estar con otras personas e intenso malestar al hablar con ellos.
  • Sentirse muy consciente de sí mismo en frente de otras personas y preocupado por sentirse humillado, avergonzado, rechazado, o temeroso de llegar a ofender a los demás.
  • Miedo intenso de que otras personas los juzgarán.
  • Preocuparse días o semanas antes de un evento donde habrá otras personas.
  • Mantenerse alejado de los lugares donde hay otras personas.
  • Dificultades para hacer amigos y mantenerlos.
  • Rubor, sudoración, temblor en presencia o  cerca de otras personas.
  • Sentir náuseas o ganas de vomitar cuando hay otras personas presentes.


La evaluación de un trastorno de ansiedad a menudo comienza con una visita a un médico de atención primaria. Algunas condiciones de salud física, tales como el tiroides hiperactivo o un nivel bajo de azúcar en la sangre, así como la toma de ciertos medicamentos, pueden imitar o empeorar un trastorno de ansiedad. Una evaluación completa del estado psicológico es también útil, ya que los trastornos de ansiedad a menudo coexisten con otras condiciones relacionadas como la depresión o el trastorno obsesivo-compulsivo.

La Psicoterapia Cognitivo Conductual o Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) es un tipo de psicoterapia que puede ayudar a las personas con trastornos de ansiedad. Se enseña a la persona diferentes formas de pensar, de actuar y reaccionar ante la ansiedad y situaciones de miedo. La TCC también puede ayudar a las personas a aprender y practicar las habilidades sociales, lo cual es vital para el tratamiento, por ejemplo, de la ansiedad social.

Dentro de la TCC hay dos componentes importantes para abordar los trastornos de ansiedad: la trapia cognitiva y la exposición.

La terapia cognitiva se centra en identificar, desafiar, y luego neutralizar pensamientos negativos que subyacen a los trastornos de ansiedad. Por otro lado, la terapia de exposición se va a centrar en hacer frente a los temores subyacentes del trastorno de ansiedad, con la finalidad de ayudar a las personas a que se involucren en actividades que han estado evitando. La terapia de exposición se utiliza junto con ejercicios de relajación y en combinación con la terapia cognitiva, de manera que el tratamiento es más eficiente.

En la TCC se asignan tareas/ejercicios a los pacientes para completar entre sesiones.

 

 

NOTA: Toda la información incluida en este artículo tiene propósitos informativo. Si necesitas más consultar alguna cuestión o tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo mediante los datos indicados en el blog.

Dirección y teléfono de contacto:

  • C/ Mejía Lequerica, 3, 3°dcha. despacho 7 – 28004 Madrid
  • Tlf: 668 823 484
  • www.lydiabrea.com

logotipo Lydia Brea COPM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s